Las cartas tienen esta peculiaridad de adicionar “Corazón” a nuestro camino; No nos lleva a ninguna parte en particular, solo se trata de hacer memoria de su porvenir; “Es un tipo de memoria muy pobre la que solo funciona hacia atrás”;

EL ENAMORADO VERSUS EL DIABLO, El VI EN EL TAROT, PARTE 1

LYô | 28 de enero del 2024

JUSTIFICACIÓN DE ESTA ASOCIACIÓN

Los arcanos VI y XV en los tarots de Marsella y de Rider-Waite
Tarot CBD Marseille c. 2010 US Games Systems, Tarot Rider-Waite c. 1971 US Games Systems Inc

El 6, primer número perfecto en la aritmética griega antigua, es una cifra muy arraigada al universo de los arcanos mayores. En efecto, en el post “Numerología y cartomancia parte 1” señalamos que el 6 está asociado con el número 21, el número de los arcanos mayores en el tarot, por adición teosófica, (1+2+3+4+5+6=21); en eso, identificara un universo o cosm0s.

El tema del número 6 en los arcanos mayores tiene doble fondo. En efecto, “LAMOUREUX” del “Tarot de Marseille” que encontramos en la posición VI tiene su reflejo, en el inframundo, con el número XV, el Diablo. Ciertamente, el número 15 se equipara por reducción teosófica, al mismísimo 6 (1+5=6).

Arthur Edward Waite rebautiza el arcano con los nombres de “los Enamorados” o “el matrimonio” junto con el siguiente comentario:

“Las figuras sugieren juventud, virginidad, inocencia y amor antes de que sea contaminado por el deseo material burdo. Esta es con toda sencillez la carta del amor humano, aquí expuesta como parte del camino, de la verdad y de la vida. Reemplaza, recurriendo a los primeros principios, la antigua carta del matrimonio, que he descrito anteriormente, y las locuras posteriores que describían al hombre entre el vicio y la virtud. En un sentido muy elevado, la carta es un misterio de la Alianza y del Sabat.”

VI The Lovers (7)

Por su comentario de “antes de que sea contaminado por el deseo material burdo” podemos vislumbrar la venida del Diablo como un espejo negativo (o terrestre) de este arcano “paradisiaco”. La aparición de la serpiente bíblica atrás de Eva nos lo podría estar anticipando.

Para aprofondizar todavía más esta idea del asociación del VI y del XV, estudiaremos la correspondencia que realiza Papus con “LAMOUREUX” que asocia a la letra hebraica “Vau” (fig. 1), citando, al respecto, el estudio de Fabre d’Olivet:

“Este carácter (Vau) ofrece la imagen del misterio más profundo e inconcebible, la imagen del nudo que une, o del punto que separa la nada del ser. Es el signo convertible universal, el signo que permite pasar de una naturaleza a otra; comunicándose por un lado con el signo de la luz y del sentido espiritual (Vau con punto), que es solamente él mismo más elevado, y vinculándose por el otro lado, en la degeneración, con el signo de las tinieblas y del sentido material (Ayin): quién todavía es solamente él mismo más bajo.”

6e lettre hébraïque (Vau) (6)
Letras del alfabeto hebreo
Figura 1: Vau (6) y Ayin (70) en el alfabeto hebreo

La correspondencia que propone Papus es discutible y controvertida (La Fuerza versus la Justicia, parte 1) sin embargo esclarece la correlación de estos dos arcanos en un significado dual, asimilado con el Cielo, por una parte y con la Tierra, por otra parte.

En comienzo, propongo un análisis numerológico del 6 seguido de una discusión sobre otra denominación de la carta del Enamorado: Los dos caminos.

Posteriormente y para concluir, una proposición indecorosa sobre posibles significados alternos asociados a estos dos arcanos en conjunto, y su relación con la decisión humana y el libre albedrio.

NUMEROLOGÍA DEL SEIS

La medida del mundo: la importancia del 6

Agrippa refiere al seis como “la medida del mundo” (3). Sin duda, la base numérica del tiempo está construida alrededor de este numeral en la medida que 1 hora está compuesta de 60 minutos, ellas mismas compuestas de 60 segundos.

El día está, por su parte, conformado por 24 horas, es decir dos partes opuestas de 12 horas cada una: el día y la noche. Cada una de estas sectas está dividida en 6 horas por la culminación del Sol a mediodía y medianoche, respectivamente.

Si no fuera suficiente, el circulo, símbolo del cielo, está compuesto de 360 grados es decir 6 al cuadrado (62=6×6) lo que definiría el plano.

Estos 360 grados refieren al movimiento anual del Sol en 360 días (12 meses de 30 días) más los 5 días sobrepuestos en los calendarios originarios.

Si quisiéramos cambiar de escala, en forma conceptual, podríamos crear la esfera con el cubo del 6 (63=6x6x6) es decir 216 lo que retomaremos en un capítulo posterior.

El Matrimonio como multiplicación (igual a sí misma)

Hemos subrayado la propiedad de perfección del 6, aunque no habíamos desarrollado el significado propio de esta característica aritmética.

“En la aritmética de los números naturales, el número perfecto es un número entero positivo que es igual a la suma de sus divisores propios positivos.”

Numerología y cartomancia, parte 1

El número 6 ha sido denominado como “andrógeno” o como “matrimonio”. El termino andrógeno proviene de que el 6 es el producto del 2, primer número femenino y del 3, primer número masculino (2×3=6) (1). Esta característica es similar al cinco que llegaría a este resultado mediante una suma (2+3=5).

Es cierto que un ser andrógeno se apropia de los dos sexos y el matrimonio está conformado por una pareja.

Adicionalmente, el 6, multiplicado por él mismo, se reproduce igual a él mismo, en el sentido de que siempre aparecerá un 6 a final de su producto:

6×6=36;

6x6x6=216;

6x6x6x6=1296;

6x6x6x6x6=7776

“Además se llama “matrimonio” porque es igual a sus propias partes, y es la función del matrimonio hacer descendencia semejante a los padres”

On the Hexad (1)

Si no fuera suficiente, mostramos en el artículo numerología y cartomancia, parte 3 que la reducción teosófica de todas las trilogías sucesivas está igual a 6:

1+2+3= 6;

4+5+6=15, 1+5=6;

7+8+9=24, 2+4=6;

10+11+12=33, 3+3=6…

En su característica de “matrimonio” evidenciamos la definición del hombre, capaz de multiplicarse igual a él mismo. De aquí proviene el significado de perfecto.

Esta propiedad del 6 es notoria en las dos series numéricas que describimos arriba y por estas razones, el 6 es el número del hombre en su destino de reproducirse y multiplicarse, igual a él mismo, como granos de arena.

Propiedades aritméticas y geométricas del 6
Figura 2: El 6 asociado al círculo y a la combinación de los opuestos

Observamos que siempre es posible asociar 6 círculos tangentes formando un círculo perfecto alrededor del séptimo (fig. 2).

Esta propiedad permite crear estructuras infinitas basadas en 6 círculos tangentes concéntricos.

Esta configuración, muy parecida en la relación de los números 1 y 10, puede representarse como un sistema fractal capaz de describir simbólicamente al universo compuesto de microcosmos y macrocosmos creados a semejanza (2).

Es interesante notar, en una primera aproximación, la bipolaridad del sistema representado por los dos triángulos opuestos de la estrella de 6 puntas o estrella de David.

El Universo y el Alma

En este tema abundaremos en dos propiedades del 6 que son interesantes:

El 6 y la esfera (símbolo del universo)

En su dimensión de esfera se asocia al número 216 o 6 al cubo (63) y, entonces, con el número 666; en esta consideración, representa el universo entero o lo creado por el hombre (lo que supera el hombre o su creación, el 3 es el número de la culminación).

Veremos posteriormente que está creación también implica lo elevado y lo bajo y es susceptible de corrupción.

“También es necesario que la categoría más grande de alma sea un número sólido, esférico, en realidad, y no sólido sólo en sentido masculino o sólo en sentido femenino, sino en ambos sentidos (pues la vitalidad es común por igual a ambas especies). – y porque en este contexto el 6 es el primero que contiene el principio de naturaleza par-impar, entonces lo que es esférico en acuerdo con este, y no con la pentáda, se considera más adecuado al alma, en cuanto ella es andrógina, mientras que 5 tiene sólo una u otra identidad

On the Hexad (1)

El 6 como mezcla armónica de los opuestos (el Alma vs el cuerpo)

El 6 primer número “perfecto” es capaz de agrupar en forma armónica a los opuestos, el 2 femenino y el 3 masculino (2×3=6) y así, conformar un universo (macrocosmos) y por, similitud, al hombre (microcosmos).

Esta asociación equilibrante que es capaz de mantener a los opuestos está representada en la estrella de David (fig. 2). El ser humano se define como dual entonces con lo más alto (el alma) y el más bajo (el cuerpo y las pasiones). Su equilibrio se llama “salud” o “armonía”.

“Porque cuando el alma está presente, los opuestos que han sido admitidos por los seres vivientes se reconcilian, ordenan y sintonizan lo mejor posible, ya que se unen y se corresponden entre sí y, por lo tanto, causan salud en el compuesto, siendo los opuestos fríos y calientes, húmedo y seco, pesado y ligero, compacto y suelto, etc., que no existirían juntos sin algo de armonía; ciertamente, en la medida en que el alma está presente, pueden congregarse, pero cuando el alma se marcha, entonces ocurre la disolución y el abandono de todos los componentes de la criatura.”

On the Hexad (1)

Hécate, el 6 como encrucijada (introducción a la oscuridad)

Hécate se muestra en los relatos clásicos como un ente que ayuda a los dioses y héroes en sus travesías. Es, según los himnos homéricos, quien acompaña a Perséfone en su regreso al inframundo cada 6 meses durante el periodo invernal para encontrarse con su esposo Hades.

Se relaciona con el mundo oscuro, las tinieblas y la muerte, es la Deidad que guía las almas, representándola principalmente con las antorchas y con sus perros negros. Sostiene una serpiente, símbolo de magia y de los rituales que realiza para invocar a los espíritus. Adicionalmente, utiliza otros objetos distintos: la daga y la llave (no del paraíso sino del inframundo) (fig. 3);

La diosa griega de la magia y brujería
Figura 3: Hekate (1901) de Maximilian Pirner (1854–1924), https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Maxmili%C3%A1n_Pirner_-HEKATE(1901).jpg

Los viajeros le rindan culto para que los guiara por el camino como diosa de las encrucijadas.

El 6 se asocia a la denominación “Él que preside sobre las encrucijadas” (título asociado a Hécate). El término “encrucijadas” se traduce en griego como “el encuentro de 3 vías”. A veces, Hécate está representada como la asociación de 3 mujeres (fig. 3). La encrucijada se asocia al número 6 en la medida que representa los 3 caminos de las encrucijadas cada uno con dos sentidos (adelante y atrás).

Los significados bíblicos

El número del trabajo

El seis, en la biblia, se asocia con el trabajo. El sexto día culminó el trabajo de Dios con la creación del hombre y después descansó el séptimo día.

El hombre tendrá que trabajar:

  • “Tomó, pues, Yahveh Dios al hombre y le dejó en al jardín de Edén, para que lo labrase y cuidase” (Gn. 2:15)
  • Cuando compres un esclavo hebreo, servirá seis años, y el séptimo quedará libre sin pagar rescate (Ex, 21:2).
  • Seis años sembrarás tu campo, seis años podarás tu viña y cosecharás sus productos; pero el séptimo año será de completo descanso para la tierra, un sábado en honor de Yahveh: no sembrarás tu campo, ni podarás tu viña. (Lv. 25:3-4).

En nuestros días, esta asociación perdura con los seis días de trabajo que deben proveer los hombres en la semana para descansar el último día:

  • Los judíos descansan el séptimo día, el sábado, el día del Sabbat.
  • En México, la Ley Federal del Trabajo, señala que, por cada seis días de trabajo, los colaboradores disfrutarán, por lo menos, de un día de descanso con goce de salario íntegro.

El número de la imperfección o del hombre caído

La Genesis plantea la creación del hombre al imagen y semejanza de Dios en el sexto día. Seguramente, la criatura más perfecta de la creación, aunque por tomar una mala decisión y entregarse al pecado cae de la gracia divina.

Job nos recuerda que solamente Dios nos puede librar de nuestras imperfecciones, pecados y malas decisiones. 6 veces nos librará, pero solamente la séptima quedaríamos librado del mal.

“Él salva al arruinado de sus fauces y al indigente de las manos del violento. Así el débil renace a la esperanza, y cierra su boca la injusticia. ¡Oh sí, feliz el hombre a quien corrige Dios! ¡No desprecies, pues, la lección de Sadday! Pues él es el que hiere y el que venda la herida, el que llaga y luego cura con su mano; seis veces ha de librarte de la angustia, y a la séptima el mal no te alcanzará.”

Job 5:15-19, https://www.bibliacatolica.com.br/la-biblia-de-jerusalen/job/5/

El 6 señala la necesidad del hombre de escoger entre 2 caminos (fig. 4) como lo señala Emilio Salas citando la tablilla de Petilia. Esta citación recuerda la naturaleza del héroe quien reclama su destino divino a pesar de encontrarse entre los mortales:

El arcano mayor VI del gran tarot esotérico
Figura 4: Los dos caminos, el gran tarot esotérico, Maritxu Guler y Luis Pena Longa, https://www.academia.edu/44861516/Guler_Maritxu_El_Gran_Tarot_Esoterico

”Encontrarás, a la izquierda de las moradas de Hades, una fuente y, junto a ella, un ciprés blanco. No te aproximes demasiado a la fuente. Hallarás otra, un manantial de agua fresca que fluye del lago de Memoria; unos guardianes están ante él. Diles:” Yo soy hijo del Cielo y de la Tierra estrellado; pero mi raza es celeste; vosotros también lo sabéis. Pero estoy sediento y me muero. ¡Ah! Apresuraos en darme el agua fresca que mano del lago de Memoria”. Te darán de beber de la fuente divina y entonces reinarás entre los héroes”.

VI. El Enamorado (8)

El 6, número de la belleza (y de la vanidad)

Como lo hemos apuntado en el artículo el 6 de oros, el 6 se asocia a “Tipharet” en la cábala judía y representa una transición entre el mundo superior y el mundo inferior y se define como la Belleza.

La belleza es también el origen de la caída del vanidoso Lucifer y por lo tanto se relaciona perfectamente bien en esta ambivalencia del enamorado y del diablo.

¿El diablo se enamoraría de sí mismo?

Venus en la tradición Védica es el planeta de las personas nacidas en día 6, 15 o 24. Tradicionalmente, Venus representa el elemento estético y todos los asuntos de la vida privada (el enamorado) y del sexo (el diablo).

Venus en la mitología védica tiene conocimiento de curación y de la magia que pudiera despertar de los muertos (¡del infierno!). Esto significa que todos los nativos con el número 6 de alguna manera tendrán algún conocimiento secreto. Serán astuta y tienen su propia forma de pensar y tomar decisiones.

El número XV

Como adivinar la presencia de secretos el Diablo
Tarot CBD Marseille C. 2010 US Games Systems Inc

El número XV se asocia naturalmente el número 6 por reducción teosófica (1+5=6). Señalamos anteriormente que el número 6 ha sido denominado como “andrógeno” principalmente porque es el producto del 2, primer número femenino y del 3, primer número masculino (2×3=6) (1).

Esta propiedad está perfectamente reproducida en la representación del Diablo en el tarot de Marsella con características de los dos sexos.

«El número quince es una señal de las ascensiones espirituales»

Book II chapter XV, Of the number which are above twelve, and of their powers and virtues (3).

Podríamos ver en esta descripción de Agrippa referencias al “monstrum” que describiremos en el capítulo siguiente.

El XV se asocia también al número 5 por adición teosófica (1+2+3+4+.5=15) y en este aspecto se refiere al centro, el centro de la primera decena (el 5) y del mes (30 días).

En México, el personal empleado por nómina recibe su suelo por quincena y por lo tanto el 15 es fuertemente relacionado con el dinero. El Diablo en su significado más tradicional se refiere al dinero.

Epilogo con el 666

El último libro de la Biblia habla de una bestia de siete cabezas y diez cuernos que sale del mar:

“Y hace que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se hagan una marca en la mano derecha (ver el Diablo del Rider-Waite) o en la frente, y que nadie pueda comprar nada ni vender, sino el que lleve la marca con el nombre de la Bestia o con la cifra de su nombre. ¡Aquí está la sabiduría! Que el inteligente calcule la cifra de la Bestia; pues es la cifra de un hombre. Su cifra es 666.”

Apocalipsis 13, https://www.bibliacatolica.com.br/la-biblia-de-jerusalen/apocalipsis/13/
El arcano mayor XV del tarot de Rider-Waite
Tarot Rider-Waite c. 1971 US Games Systems Inc

Esta bestia en su relación al número 6 se refiere al hombre, pero potencializado por su triple repetición y por lo tanto su culminación y ha sido interpretado como el sistema político mundial (organización humana o sociedad construida por los humanos) basada en el poder “se le concedió poderío sobre toda raza, pueblo, lengua y nación” (Apocalipsis 13:7).

La Estatua de la libertad con su entorcha y un libro
Figura 5a: Estatua de la libertad, Nueva York, USA, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Estatua_de_la_libertad.JPG
Venus Matutino anunciando la salida del Sol
Figura 5b: Conjunción de Mercurio Venus y la Luna vista desde el observatorio del cerro Paranal, Chile, 06 de marzo 2008, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Mercury,_Venus_and_the_Moon_Align.jpg

Esta relación con el Diablo del número 666 en una compleja asociación con el número del hombre al cubo, al pecado particularmente de Soberbia específicamente asociado a Lucifer.

Hemos señalado que el número 6* se asocia a la belleza y a Venus curiosamente referida como “Lucifer” en la astrología clásica en su configuración matutina donde anuncia la salida del sol en la mañana.

Lucifer se relaciona a la antorcha que representa la vanidad de la belleza y del conocimiento humano por algunos, la libertad y el conocimiento al alcance del hombre para otros (fig. 5).

El Sol y el número 666
Figura 6: el cuadrado mágico del Sol según Agrippa (3)

En la tradición astrológica clásica el 666 está vinculado al Sol.

El cuadrado mágico del sol formado de 6 renglones y columnas conforma el número 666 cuando se suman todos sus 36 números (fig. 6).

Otra vez vemos la asociación de este número con la luz y particularmente con ciertos cultos paganos al Sol fácilmente identificados con algún tipo de herejía.

En el artículo “el Sol, arcano XIX, primera aproximación” habíamos relacionado el Sol, arcano XIX con el Diablo, arcano XV citando a Alejando Jodorowsky.

Está relación es muy amplia pero aquí quería solamente hacer énfasis a Apolo, dios olímpico cuyos atributos son la luz y el sol, la verdad y la profecía, el tiro con arco, la medicina y la curación, la música, la poesía y las artes.

Apolo flechando a la serpiente Pitón en el oráculo de Delfos
Figura 7: Apolo y la serpiente Pitón (1636/37), Pedro Pablo Rubens, Museo Nacional del Prado, Madrid, (España), https://es.m.wikipedia.org/wiki/Archivo:Peter_Paul_Rubens_-_Apollo_and_the_Python,_1636-1637.jpg

El Dios Apolo se relacionaba con la plaga que diseminaban sus flechas.

“Los griegos asociaron más tarde el nombre de Apolo con el verbo apollymi, (destruir) por lo que fue visto entre ellos como «aquel que destruye totalmente»; así se presenta al dios en el comienzo de la Ilíada, provocando enfermedad y muerte entre los aqueos por medio de sus flechas, y recibiendo por ello el apelativo de «el que hiere desde lejos».”

https://es.wikipedia.org/wiki/Apolo

También, su dominio sobre el oráculo de Delfos donde actúa como un Dios profético, papel que se le atribuyó después de sustituir a la serpiente Pitón, hijo de la diosa Gea (la Tierra) que mató y dejó pudrirse en las entrañas de la tierra.

En esta visión donde substituye a la serpiente para transmitir una luz de conocimiento prohibido a los hombres desde la tierra se parece mucho a Lucifer y a las escenografías del enamorado y del diablo, ¡no cree! (fig. 7).

LOS DOS CAMINOS

La representación de “LAMOUREUX” se relaciona, particularmente en la representación de Rider-Waite con el signo Géminis, los gemelos, la dualidad (fig. 4).

Los Géminis, Cástor y Pólux (el amor y el sacrificio)

El signo Géminis representa tradicionalmente el mito de los dioscuros “hijos de Zeus”; los dos mellizos, Cástor y Pólux, hijos de Leda y hermanos de Helena de Troya. También eran conocidos como Gemini “gemelos” y a veces como Castores.

Zeus se metamorfoseó en cisne y sedujo así a Leda, sin embargo, se atribuye al marido mortal de Leda, el rey Tíndareo de Lacedemonia, la paternidad de uno de los gemelos, Cástor.

A la muerte de Cástor, el inmortal Pólux, convenció a su padre Zeus para que ambos se alternarán cada día como dios en el Olimpo y como mortal en el Hades.

Las estrellas de Cástor y Pólux
Figura 8: Geminis, Bode (1801), History of Science Collections, University of Oklahoma Libraries, https://skytonight.org/sites/default/files/2019-09/Bode-1801-12-Gemini.jpg

Zeus premió adicionalmente este amor fraternal colocando a ambos hermanos en el Cielo como la constelación de Géminis (fig. 7).

La constelación Géminis representa a estos gemelos, y sus estrellas más brillantes (α y β Geminorum) se llaman Cástor y Pólux, en su honor (fig. 8).

Los Argonautas (intromisión de lo maravilloso)

Relatos tradicionales asociados Cástor y Pólux
Figura 9: a. Los argonautas pasan las simplégades (1733), Bernard Picart, Temple des Muses, https://es.m.wikipedia.org/wiki/Archivo:The_Argonauts_Pass_the_Symplegades_(cropped).jpg
b. Fuego de San Telmo en el mástil de un barco (1866), https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Elmo%27s_fire-2.jpg

Los argonautas, en la mitología griega, fueron los héroes que navegaron en busca del vellocino de oro, comandados por Jasón (fig. 9a). El argonauta Orfeo, durante una tormenta, rezo a los dioses utilizando su harpa. La tormenta se disipo y apareció en el cielo la constelación de los gemelos; ambos fueron identificados con el Fuego de San Telmo (fig. 9b).

Según esta tradición, durante las tormentas eran invocados como salvadores de los barcos que se encontraban en riesgo de naufragar.

La Hoz y la Lira

Los atributos de los gemelos Cátor y Pólux
Figura 10: Geminis, Hyginus (1485), Sickle and Harp of Gemini, History of Science Collections, University of Oklahoma Libraries, https://skytonight.org/sites/default/files/2019-09/Hyginus-1485-Gemini.jpg

La representación antigua de los gemelos con una hoz y una harpa podría parecer sorprendente (fig. 10). En mi opinión, este simbolismo apoya la doble naturaleza de los gemelos, el doble camino. Un camino se asocia a la “paz del Eliseo”, la inmortalidad con el harpa asociada a los dioses (Apolo).

El otro, la Hoz se asocia a la muerte como la guadaña, al inframundo, lugar destinado a los hombres mortales.

Este simbolismo pone en relieve la doble naturaleza de los dioscuros, un día en el Eliseo con los inmortales y el otro en el tártaro con los mortales.

Castración, resurrección e inmortalidad

Adicionalmente el símbolo del castor (el animal), como se les menciona a veces, va bien con el sentido de la resurrección con el símbolo del tronco (cortado y muerto) del cual salen nuevas ramas (renacimiento). La madera en la mano de Pólux evoca este simbolismo como el palo de bastos que siempre evoca algo más allá de lo que se ve (la vida después de la vida). Este simbolismo está asociado al arco u las flechas (en la mano de Cástor) que representa el conocimiento del más allá (fig. 7).

La asociación del animal castor (asociado a la madera que corta) también se relaciona a la castración. El animal tiene la reputación de autocastrarse cuando esta cazado para salvar su vida (los cazadores buscan sus testículos para extraer sustancias de gran valor).

Este simbolismo se puede acercar a la castración de Urano por su hijo Crono, el Titan más joven. Esta castración traerá un cambio en el poder con la era de los titanes cuyo fin tendrá un desenlace similar para dar nacimiento a los dioses olímpicos.

El símbolo de castración se asocia al renunciamiento para renacer en forma diferente como lo ha determinado Pólux para salvar su hermano por amor. De aquí, el significado de el enamorado o los enamorados que toma esta carta.

El demonio de las encrucijadas (profundizando en la oscuridad)

Los demonios de las encrucijadas
Figura 11: At the crossroads (1896), by Hugo Simberg, https://www.rawpixel.com/image/8863912/the-crossroads-1896-hugo-simberg

Ninguna tradición identifica mejor el mito de los demonios de las encrucijadas que la tradición Yoruba de la Santería.

En esta tradición varios Orishas pueden ser considerados para aclarar el tema que nos ocupa.

El Enamorado representa los dos caminos, el momento preciso donde nuestra vida tendrá que tomar una dirección o la otra. El momento donde recibimos ayuda o guía del más allá, sin embargo, la decisión y sus consecuencias son todas nuestras (fig. 11).

Eleggua

Es el dueño de los caminos y de las puertas de este mundo (se coloca como guerrero atrás de la puerta); se asocia a la suerte, y a los accidentes, el nacimiento y la muerte, el bien y el mal.

Se encuentra en el cruce de los caminos entre la humanidad y lo divino. No se puede hacer nada ni en este mundo ni en el otro sin el permiso de Eleggua.

Este orisha posee características de demonio y de ángel salvador. Ayuda a los humanos o les perjudica y aparece en forma de un niño (fig. 12), caprichoso y juguetón como el destino.

Este orisha utiliza como atributo el “garabato” o “bastón de guayaba” muy parecido a la letra “Vau” hebreo en su simbolismo de gancho (fig. 12).

Shango

Se asocia con el número 6 (Obara).

Shango es un osha, dios del rayo, del trueno, del fuego, de la guerra, de los tambores, del baile, de la música y de la belleza masculina. Es el patrón de los guerreros (con hacha doble y corona).

Representa el mayor número de virtudes e imperfecciones humanas:

  • Es trabajador, valiente, buen amigo, adivino y curandero,
  • Pero también es mentiroso, mujeriego, pendenciero, jactancioso y jugador.

Dando cabida a los significados del 6, congrega a los opuestos logrando cierto equilibro.

Ochosi

Cazador con el arco, se lo considera mago y brujo. Su nombre proviene del Yoruba Osóssí (Osó: brujo Sísé: hacer trabajo Sí: para), literalmente «El que trabaja con brujería«. Se asocia a San Norberto y por esta razón su fiesta es el 6 de junio (06/06).

PORTENTOS, MARAVILLAS Y MONSTRUOS

Papus ve en el ángel con flecha un genio personificando la Justicia divina quien dirige sus flechas del castigo hacia el vicio (la mujer bonita de la derecha). En este sentido el arcano identifica el hombre quien escoge el camino de la virtud y cuya voluntad inflexible recibe el apoyo de la divina Providencia (6).

Waite critica el simbolismo del tarot de Marsella cuyo ángel califica de “Cupido” identificando el inicio del Amor. En su idea los enamorados son más representativo de los frutos que permite cosechar el amor puro consumido (el final).

La presencia del Ángel junto a un fenómeno luminoso o una puerta celeste podría representar la irrupción de lo divino en el nivel de lo humano. En este caso lo podríamos categorizar como un augurio o más claramente un prodigio o portento que fueron descritos en todas las civilizaciones como el anuncio de un evento importante que requiere una atención inmediata y una decisión por parte de los humanos.

“Los prodigios eran señales, eventos sobrenaturales y manifestaciones de lo paranormal que eran reportados al senado (roma) (…) Las criaturas del Cielo y de la tierra a veces manifiestan cambios inusuales y esto se llaman maravillas. Los menores son llamados portentos ominosos. (…) Los portentos son advertencias del Cielo, las maravillas son amenazas del Cielo. (…)

I. Breve historia (5)

A continuación, reproducimos parte del relato que reporta los augurios en forma de portentos que acompañaron el aviso de la conquista por parte de Hernán Cortez de México Tenochtitlán:

“Diez años antes de la llegada de los españoles, se habían visto presagios que parecían predecir calamidades en el futuro:

Cada noche por un año una llama aparecía en el cielo del este, la cual continuaba hasta el amanecer.

Sin ninguna razón que lo explicara, el templo de Huitzilopochtli de los tlaxcaltecas se había quemado. El templo de Xiuhtecuhtli en Tzonmolco fue golpeado por un rayo.

Un cometa que se rompió en tres partes apareció durante el día. (…)

La voz de una mujer se escuchó en la noche gritando, “¡Mis queridos hijos, nos tenemos que ir! ¿A dónde los puedo llevar?”. (…)”

I. Breve historia (5)

Esta carta sería entonces una puesta en escena de un portento divino destinado a avisar el hombre (El enamorado) de una decisión que debe tomarse en forma inmediata y de consideración sumamente importante.

La decisión es aquí delineada como un acto divino donde el verbo le pertenece al hombre como la representación de la voluntad. Las consecuencias de esta decisión podrían ser de gran importancia.

Algunos presagios en el cielo o en la tierra
Figura 13: Presagios, Ilustraciones de las Crónicas de Núremberg de Hartmann Schedel (1440-1514), https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Nuremberg_chronicles_-_Omens_(CLIr).jpg#file

El Diablo está aquí para señalar la libertad del hombre en optar por cualquier camino, la virtud o la mentira y la esclavitud. Sin embargo, al igual que la esfinge clásica, el diablo es una criatura sobrenatural, un portento, un monstruo que aparece en los momentos más importante (evangelio de Mateo).

Un dato curioso ilustrado como presagio (fig. 13) son su doble naturaleza. Por una parte, los presagios del cielo, asociados al fuego y al arcoíris y por el otro lado los “monstruos”, de naturaleza doble, 4 brazos, dos cabezas (en la tierra). Estos monstros no son el diablo, pero se parecen más a los gemelos o tal vez la representación del enamorado.

Cada vez se me hace más difícil separar estos dos arcanos, el enamorado o el diablo, los dos extremos unidos de forma inseparable como Cástor y Pólux alternándose en el cielo y en el inframundo.

“El nombre monstruo procede del latín monstrum, término al que se dotaba de un marcado sentido religioso: era utilizado para denotar un prodigio, un suceso sobrenatural o una señal de los dioses.”

https://www.circulobellasartes.com/glosario-fracaso-monstruo-julia-blanco/

LA TENTACIÓN DE CRISTO Y EL PROCESO DE DECISIÓN

El evangelio de San Mateo:

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de hacer un ayuno de cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre. Y acercándose el tentador, le dijo: «Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes.»

Mas él respondió: «Está escrito: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.»

Entonces el diablo le lleva consigo a la Ciudad Santa, le pone sobre el alero del Templo, y le dice: «Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: A sus ángeles te encomendará, y en sus manos te llevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna.»

Jesús le dijo: «También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios.» Todavía le lleva consigo el diablo a un monte muy alto, le muestra todos los reinos del mundo y su gloria, y le dice: «Todo esto te daré si postrándote me adoras.»

Dícele entonces Jesús: «Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto.»

Entonces el diablo le deja. Y he aquí que se acercaron unos ángeles y le servían.”

Mateo 4, la Biblia de Jerusalén, https://www.bibliacatolica.com.br/la-biblia-de-jerusalen/mateo/4/
Relato del evangelio de San Mateo
Figura 14: La tentación de Cristo (1854), Ary Scheffer, Walker Art Gallery, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ary_Scheffer_-_The_Temptation_of_Christ_(1854).jpg

En la figura 14, vemos representada la dicotomía tradicional del cielo y de la tierra.

Particularmente, en la tercera tentación reportada por Mateo, el diablo propone a Cristo el dominio de la tierra, las riquezas en cambio de la “esclavitud” o subordinación. Jesús lo rechaza y pasa la prueba. Realmente, me preguntaría si el diablo es el malo aquí o si solamente asume el papel de la esfinge para probar el valor de los visitantes.

¿Qué puntos importantes podemos destacar en este relato bíblico?:

  • La decisión le pertenece al Cielo y es el fruto del libre albedrio. Involucra su propia responsabilidad no la de Dios (no hay promesa solamente Fe): ¡no se debe tentar a Dios!
  • La Tierra (el camino del diablo) está llena de promesas (riquezas y éxito) pero esclavitud. ¡No hay libertad!
  • El Cielo es dominio divino (el sujeto), la tierra es creación de Dios (el objeto), le pertenece a Dios. El hombre no puede imponer su voluntad tampoco revindicar títulos nobiliarios en los dominios de Dios.

El VI y el proceso de decisión

Cualquier proceso de decisión puede ser resumido en escoger entre dos caminos:

  • Avanzar o retroceder
  • Una mujer o la otra
  • Un Ferrari 250 GTO rojo de 1962 o cualquier otro coche…

Este proceso binomial es fundamentalmente libre como lo muestra el arcano VI del Antiguo Tarot Italiano.

El Enamorado con armadura y espada
Antiguo tarot italiano © Lo Scarabeo srl, Italia. Todos los derechos reservados

El Antiguo Tarot Italiano aclara la cuestión del libre albedrio. El ángel señala el cielo, pero tiene los ojos vendados y por lo tanto no tiene prejuicio sobre la decisión del sujeto.

Adicionalmente, el sujeto a punto de realizar su decisión tiene una armadura de metal y una daga en la mano derecha. Estos símbolos de la energía metal se asocian al palo de espadas y muestran la decisión, la voluntad, la justicia inflexible y expedita.

Es el verbo de Dios, identifica los nobles designados por linaje (Dios) y cuya palabra es la ley.

Esta imagen identifica claramente la decisión y el libre albedrio concesionado por el cielo a cualquier humano creado a la imagen de Dios. Identifica la duda de la persona que debe tomar una decisión basada exclusivamente en sí y asumiendo toda la responsabilidad.

Como lo señalábamos en el artículo, esta capacidad está contenido en el Alma y es de origen divina como apuntaba Sócrates con su Daemon.

De hecho, el título en francés es “LAMOUREUX” (El Enamorado) al cual le podríamos prestar un doble sentido:

  • El amor que identifica el contexto de Cástor y Pólux y la renuncia a su inmortalidad para compartir con su hermano impulsado por el amor fraternal.
  • Podríamos escuchar fonéticamente el término “l’Âme heureux” (que se tendría que decir gramaticalmente “l’âme heureuse”) que se traduciría por el Alma feliz señalando el origen de la decisión por tomarse.

Qué tal si ilustremos el contexto de la decisión a manera de introducir y posicionar la pareja opuesta que conforman el Enamorado y el Diablo.

Por supuesto tendría que ser una decisión controvertida, polémica y obviamente relacionada al «amor» y al descaro (como me comentó una amiga). Les propongo la siguiente decisión:

«Entonces, Debería ser fiel a su esposa o… no»

Polos opuestos en la decisión
Figura 15a: El Cielo y la Tierra, eje del proceso de decisión binomial

La decisión al nivel del cielo es libre y amoral. El sujeto (usted) tendría que tomar esta decisión solamente sobre su parte interna, su voluntad o inclusive sobre la base de un augurio.

Si la duda nos acechara y nos inducirá en la indecisión, podríamos buscar una decisión “informada”; nos veremos en la situación de delegar nuestro dictamen en base a evidencias y así subcontratar nuestra responsabilidad.

En el contexto analizado, vemos que el análisis lógico de la problemática en base a los riesgos involucrados nos permitiría distinguir consecuencias negativas a nuestra problemática.

Sobre la base de este sentido “común” renunciamos a nuestra libertad y firmamos un contrato con el Diablo donde aceptamos la subordinación a las leyes de la tierra (las consecuencias) y renunciamos a nuestra «inspiración divina” (fig. 15a).

Qué tal si nos dejamos guiar por algunas meditaciones del emperador romano Marco Aurelio para resolver este problema:

“Realiza cada una de tus acciones como si fuera la última de tu vida. Tienes poder sobre tu mente, no sobre los acontecimientos. Date cuenta de esto y encontrarás la fuerza. Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la verdad.”

Marco Aurelio, Meditaciones, https://www.eldebate.com/cultura/20230430/diez-frases-vida-moderna-emperador-estoico-marco-aurelio_111256.html
Múltiples opciones en el destino
Figura 15b: El Cielo y la Tierra, eje del proceso de decisión binomial (segunda opción)

Si nos damos cuenta de que no tenemos poder tampoco verdadero entendimiento sobre los acontecimientos que nos acechan, podríamos plantear futuros alternativos a nuestra disyuntiva como lo propongo en la figura 15b.

Nuestras decisiones no pueden ser los vasallos de expectativas apegadas a ideas preconcebidas. Cada vez que hacemos eso, entramos en los terrenos del Diablo que promete, que no requiere Fe pero que exige sometimiento.

Podemos tomar decisiones morales y obtener pésimas o buenos consecuencias y podemos tomar decisiones discutibles y obtener buenas o malas consecuencias.

Las expectativas no son buenas consejeras y son el camino al Diablo.

RECAPITULACIÓN

El 6 nos ofrece una simbología diversa y abundante y por esta razón pretendo aquí hacer una recapitulación de los principales temas abordados:

  • El 6 representa una medida del cosmos, el universo y el microcosmos,
  • El 6 es un número perfecto que representa al hombre en su capacidad de multiplicarse igual a él mismo,
  • El 6 incorpora los opuestas, el Cielo y la Tierra, Dios y el Diablo, la virtud y el vicio y los mantiene en equilibro,
  • El 6 identifica la decisión, el libre albedrio y la esclavitud, la duda, la incertidumbre,
  • Es el número de la brujería, de la magia y la intromisión de las fuerzas del más allá (las de abajo como las de arriba),
  • Es el número de la belleza, de la apariencia y de la vanidad, la misma que hizo caer el hombre y algunos otros ángeles (Lucia Fernanda),
  • Es el número del hombre (de origen divino) en su imperfección o corrupción (por su “mala decisión” del pecado original) y su necesidad de trabajar, de asumir su voluntad de vivir,
  • Representa el inicio, el momento de la decisión,
  • Representa al amor puro (de los gemelos) o carnal (del diablo).

Creo que será todo (por fin). Gracias si me pudo aguantar hasta el final.

Mi logo Él Yagüi y Yô

REFERENCIAS

Imagen destacada: Astaroth, prince of Hell, from J.A.S. Collin de Plancy, Dictionnaire Infernal. Original illustration by Louis Breton, engraved by M. Jarrault (1863), https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Astaroth.jpg

0 0 votos
Article Rating
¡Suscriba!
Avíseme de
guest
0 Comments
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
0
¡Nos gustaría conocer sus opiniones, por favor comente!x