Las cartas tienen esta peculiaridad de adicionar “Corazón” a nuestro camino; No nos lleva a ninguna parte en particular, solo se trata de hacer memoria de su porvenir; “Es un tipo de memoria muy pobre la que solo funciona hacia atrás”;

LOS DOBLES SENTIDOS DE LE TOILLE

El Yagüi y Yô | 06 de febrero 2023
La Estrella del tarot de Marsella
Tarot CBD Marseille c. 2010 US Games Systems

En esta publicación, nuestro objetivo será invitarlo, cordialmente, a dejarse guiar, por un hilo bien delgado, hacia los significados intuitivos del arcano XVII del “Tarot de Marseille”, nombrado enigmáticamente en francés, “LE TOILLE”.

Esta denominación, tal y como está plasmada en su denominación francesa, no se refiere a ningún termino moderno, estrictamente hablando. En efecto la palabra “la estrella” en francés se ortografía “l’étoile”, “la tela” se traduciría por la palabra “la toile”.

Quizá podríamos especular que se origine a partir de errores de transcripción, ocurridas a lo largo de la historia de la impresión de este tarot.

En mi opinión, nada que ocurriese a los entes mágicos como el tarot, sucede al azar.

Utilizaremos exclusivamente el “lenguaje de los pájaros”, popularizado por Fulcanelli, como una guía para entender los accidentes relacionados con el nombre de este arcano (3).

En un próximo artículo, muy pronto espero, intentaré explicar a detalle la mecánica de este lenguaje, también conocido como el lenguaje de los dioses o también, como lo resalta Fulcanelli, de la gente marginada.

Este arcano, como le veremos a continuación, está repleto de estos dobles sentidos; el ejercicio que pretendemos llevar a cabo aquí es seguir este hilo como lo hizo Perseo con el hilo de Ariadna en el laberinto del Minotauro.

¡A ver si logramos salir sin que nadie se ahogue en el mar!

“LE TOILLE” SE TRANSFORMA EN “L’ÉTOILE” (LA ESTRELLA)

Lo que nos llama la atención en el arcano XVII del tarot, es el cielo estrellado; introducimos a continuación su justificación e implicaciones.

El Firmamento, octavo cielo

Representación medieval del sistema ptolemaico.
Figura 1: Diagrama de Petrus Apianus de los orbes celestiales de su obra Cosmographia de 1539, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ptolemaic_System_-_Digital_Reproduction.png.

El número 8 se enfatiza particularmente en la descripción del arcano mayor 17 por reducción teosófica (17: 1 + 7 = 8).

En el artículo “Los ochos en los arcanos menores” proponemos un análisis del número 8 dentro del cosmos basado en el sistema geocéntrico clásico, descrito particularmente por el astrólogo Claudio Ptolomeo en su libro Almagesto (siglo II d.C.) (fig. 1).

En este sistema, el cielo se divide en 10 esferas concéntricas donde el octavo cielo corresponde al cielo del “Firmamento” (fig. 1).

El Firmamento tiene un sentido dual en la tradición antigua:

  1. El lugar donde encontramos las estrellas fijas quienes están por encima de los influjos planetarios (cielos 1 a 7) y que ejercen su influencia astral sobre las personas y criaturas que habitan en el mundo sublunar.
  2. La bóveda celeste que separa las aguas de abajo de las de arriba.

Estos dos significados se encuentran representados en el arcano XVII:

Primer significado: Las 8 estrellas dibujadas en el arcano representan el octavo cielo

Las estrellas fijas tienen una importancia considerable en la astrología desde la época caldea. Están, aparentemente, inmutables y tienen un impacto muy significativo sobre el destino de los humanos. A continuación, citamos un ejemplo de lo que predice “Regulus” sobre el destino de las personas que nacieron con esta “buena estrella” (5).

“REGULUS alfa Leonis 28°43’ de Leo. Una estrella triple de color rojo, blanco y ultramar en el cuerpo de Leo. (…).

Si culmina: honores, ascenso, buena fortuna, alto puesto en el gobierno, éxito militar.

Con Júpiter: fama, considerable avance especialmente en el campo militar, éxito con la iglesia.”

Capítulo 4, Las estrellas fijas en astrología natal, Vivian E. Robson (5).

Segundo significado: el límite entre los asuntos divinos (el cielo) y los asuntos terrenales (La tierra)

«Dios dijo: «Que haya un firmamento en medio de las aguas, y que separe las aguas de las aguas», y así fue. Dios hizo el firmamento, que separó las aguas que están debajo del firmamento de las aguas que están sobre el firmamento, y Dios llamó al firmamento “cielo”.

La Biblia de Jerusalén, Genesis 6-8.

Constatamos aquí la importancia de las aguas en esta representación la cual, en una primera aproximación, podría parecer ajena al tema de las estrellas sin embargo encontramos representadas las aguas de abajo (el cuerpo de agua) y de arriba (las estrellas).

¡Muchos doble sentidos se ha dicho!

Dos ideas básicas para concluir

  1. El 8, por su habilidad en dividirse en dos veces 4 apoya la existencia de dos mundos similares y de un artefacto que los separa (el firmamento, el mundo de en medio) situado entre el cielo y la tierra o simplemente el hijo del cielo y de la tierra, quien es, en muchas tradiciones, el humano. Este arcano reposiciona el humano y particularmente la mujer como un ente con su cuerpo ciertamente (hija de la tierra) pero, sin embargo, vislumbra su naturaleza mágica, su alma (hija del cielo).
  2. Adicionalmente, asociaremos los significados del número 8 con los grandes ciclos de las estrellas del macrocosmos y los ciclos de nuestras vidas (microcosmos). Ambos ciclos son similares, de la misma forma que el 8 está formado de dos cuatros simétricos (8 = 2 x 4) (ver “la Venus de Laussel”).

La Venus de Laussel

La mujer en su situación de microcosmos
Figura 2: La Venus de Laussel, fotografía del original conservado en el Museo de Aquitania en Bordeaux, Francia, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Venus-de-Laussel-vue-generale.jpg

En la representación prehistórica de la “Venus de Laussel”, observamos una mujer, desnuda con atributos femeninos de fertilidad: senos y caderas grandes, corpulencia, alzando el cuerno de la abundancia en su mano (fig. 2).

Otra interpretación, más enfocada al tema de nuestro interés, se relaciona con las 13 rayas que se pueden observar sobre el cuerno que sostiene en la mano;

¿un cuerno de abundancia? Tal vez, o podría ser la representación de una media luna o luna creciente.

Esta representación es importante porque vemos una mujer que se dio cuenta, registrando sus menstruaciones durante el año, que son similares al número de lunaciones (una lunación tiene una duración de 29.5 días en promedio, el ciclo de la mujer dura de 25 a 30 días).

La Luna, cuerpo femenino y alquímico

Primer acercamiento alquímico

Para discutir la importancia del hallazgo de la “Venus de Laussel” utilizaremos el inicio del texto de la tabla esmeralda, texto hermético atribuido al mítico Hermes Trismegisto:

“Lo que digo no es ficticio, sino digno de crédito y cierto,

Lo que está más abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo. Actúan para cumplir los prodigios del Uno,

Como todas las cosas fueron creadas por la Palabra del Ser, así todas las cosas fueron creadas a imagen del Uno,

Su padre es el Sol y su madre la Luna. El Viento lo lleva en su vientre. Su nodriza es la Tierra.”

Tabla Esmeralda, Hermes Trimesgisto. (https://es.wikipedia.org/wiki/Tabla_de_Esmeralda).

La mujer se da cuenta que su cuerpo está a la imagen del universo, que se rige por el mismo ciclo perpetua del universo sin inicio ni fin, sin causa aparente. Un ciclo “Yin” que le da el poder de creación como a su madre la luna.

Su vientre es capaz de manejar el viento sinónimo de espíritu o alma, las almas de los nuevos nacidos que entran en este mundo pasan necesariamente por su vientre.

La visión de los códices mesoamericanos

En los extractos de los códices mexicanos representados aquí (fig. 3) vemos 3 aspectos de la luna:

  • La luna madre o fértil con el conejo a dentro de ella, el dios de la fertilidad, la representación del bebe que podría nacer,
  • La luna de sangre con el cuchillo del sacrificio a dentro de ella, símbolo de la sangre y de la menstruación,
  • La luna con el caracol, símbolo del viento-espíritu asociado a la luna y por extensión a la mujer (entre otros significados).
La luna de los códice prehispánicos
El cuchillo de obsidiana en la luna
La luna con una concha en su interior
Figura 3: Algunas representaciones de la Luna en los códices mexicanos.

a. La liebre en la luna (códice Borgia página 55), https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Codex_Borgia_page_55.jpg

b. Técpatl, cuchillo de obsidiana en la luna (Códice Borgia página 18) https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Tecpatl_Codex_Borgia_page_18.jpg

c. Caracol dentro de la luna (códice Nuttall, lámina 19).

La representación pictórica de la luna en los códices mexicanos tiene un parecido sorprendente con la cadera de la mujer vista en rayos X y conlleva esta asociación de la luna con la mujer en sus mismos ciclos y en su misma magia: la fertilidad, la menstruación, la capacidad de llamar a los vientos y las mareas y por analogía la capacidad de llamar a las almas de los nuevos nacidos para que lleguen a este mundo.

Esta correspondencia del útero de la mujer como puerta y contenedor de las almas de los seres humanos está también presente entre el inframundo, el tártaro griego (contenedor de las almas de los muertos) y el útero de Gea, la diosa griega como lo hemos descrito en el artículo “¿Cómo desenmascarar una brujería con el Tarot?«.

“LE TOILLE” PODRÍA ESCRIBIRSE “LE TOULE”

«Le Toule» alegoría de la regeneración

Alain Bocher (1) analiza el arcano XVII del Tarot de Marsella y lo denomina como “LE TOULE”.

“Es un “toule” sin dudarlo, es decir un hoyo de agua viva. Es un pozo artesiano como encontramos muchos en nuestros países, (…) otros lugares toman el nombre de “Toule”: Toulon (palabra plural que significa las fuentes), Toul, Tulle, Toulouse, Tolosa (España), le Teuil (Touraine), Le Theil, etc.

Algunos juegos más antiguos tienen una variación de este nombre: “le toille” que no es otra que el mismo nombre pronunciado diferentemente.»

XVII-LE TOULE, “Elle roule, coule, toule…”, Alain Bocher (1).
Una fuente de agua viva
Figura 4: Fuente artesiana de Blâme (después de un período de varios días de fuertes lluvias), pozo de Bontemps, Brouchaud, Dordoña, Francia, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Blâme_puits_de_Bontemps_(18).JPG

Sobre la base de esta interpretación, el autor pone énfasis en la naturaleza viva del agua en este tipo de fuente y entonces sobre su significado de “regeneración” (fig. 4).

En efecto, en el tarot de Marsella, a la diferencia del tarot de Rider-Waite, la mujer joven de la ilustración vierte el agua de sus dos garrafones dentro de la fuente. Esta idea es confirmada por el Antiguo Tarot Italiano.

Alain Bocher considera que esta representación es una alegoría de las propiedades regenerativas del agua.

Primer acercamiento a la menstruación

Nuestra estrella y la caperucita roja
Antiguo tarot italiano © Lo Scarabeo srl, Italia. Todos los derechos reservados

Analizaremos más adelante algunas consideraciones a tomar en cuenta para entender esta idea y como se relaciona a la menstruación de la mujer, por lo menos a mi consideración.

Aquí también el Antiguo Tarot Italiano parece señalarlo con la cabellera de la mujer pelirroja que se confunde con una extraña tela roja; parece recordarnos el cuento de la caperucita roja y su asociación a la niña quien se confronta a su primera menstruación.

En esta altura de la discusión quisiera señalar una práctica chamánica femenina que nos contó mi maestro:

“Las mujeres que menstrúan deben ir a un hoyo de agua donde haya barro y sumergirse desnuda dentro de él recubriéndose, en la noche, con el barro y su menstruación para contactar y alinearse con la madre tierra.”

La menstruación es crucial en la práctica mágica femenina y su escenografía tiene un aire con el arcano XVII.

El agua preciosa

Sacrificio ritual y sangre en los códices mexicanos
Figura 5: el agua preciosa, la sangre del sacrificio.

Una analogía entre la sangre y el agua se puede encontrar en la literatura náhuatl como lo reporta Miguel León-Portilla en la revista Arqueología Mexicana (2). El glifo del jade (lo precioso, lo divino) asociado al glifo del agua se traducen como el agua preciosa o tal vez divina y se asocian a la sangre ofrecida durante el sacrificio (fig. 5).

Recordemos, como lo hemos señalado en el artículo “El 6 de oros o de pentáculos”, que, en la tradición mesoamericana, el hombre es corresponsable de la estabilidad del cosmos con los dioses y debe ofrecer sacrificio, particularmente de sangre para mantener el equilibro.

“En la fila superior, a la izquierda, se ve un sacerdote penitente que se está punzando con un hueso, todo esto rodeado por una banda de malinalli; se trata de la representación de un autosacrificio. A la derecha aparecen dos glifos, el de chalchíhuitl y el de atl, cuya obvia significación es agua preciosa, es decir la sangre del sacrificio.”

El chalchíhuitl en la literatura náhuatl, Miguel León-Portilla

¡Qué conste entonces!

Posicionaremos en lo sucesivo, las bases para discutir la especificidad de la mujer y de sus ciclos donde la sangre menstrual comparte un vínculo simbólico con el agua que fluye y también con su naturaleza divina, en su relación a los ciclos celestes.

“LE TOILLE” Y LA “TOILETTE”, EL OCTAVO DÍA

Persiguiendo los significados escondidos en el nombre del arcano XVII, llegamos, entonces, a la palabra “la toile” que significa la tela. Esta palabra es más comúnmente empleada en su diminutivo de “la toilette” (pequeña tela).

A continuación, tomamos una de las acepciones de esta palabra de mayor interés en nuestra discusión:

“Pieza grande de tela o tafetán que suele adornarse con algún encaje de hilo de oro o plata, que se extiende sobre una mesita, y sobre la cual se pone el estuche provisto de peines, cepillos y todo lo necesario para el adorno y ajuste de hombres y mujeres.”

Diccionario Littré, https://www.littre.org/definition/toilette

La belleza, una característica no tan trivial

El aseo de la mujer con su jarra
Figura 6: Mujer bañándose (La Toilette), Mary Cassatt (1890–91), Museo metropolitano de arte, Nueva York, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Woman_Bathing_%28La_Toilette%29_MET_DT246511.jpg.

Visualizamos aquí la relación de este arcano con el aseo, la intimidad y la belleza de la mujer (fig. 6).

En otro significado, “la toilette” puede tomar la connotación del “vestido” de la mujer, por lo general de ropa de gala. Mi abuela utilizaba mucho este término y nos parecía algo viejo cuando lo escuchábamos. Sin embargo, este significado nos regresa una vez más a la apariencia y la belleza de la mujer.

¿Por qué asearse, adornarse, perfumarse, vestirse y peinarse sería tan importante para una mujer a tal punto de dedicarle un arcano mayor?

La estrella tiene un bonito cuerpo
Tarot CBD Marseille c. 2010 US Games Systems

Este significado es indiscutible y, regresando al lenguaje de los pájaros, echemos un vistazo al ave negro que adorna el fondo de la ilustración del arcano XVII del tarot de Marsella.

Alain Bocher lo identifica como un cuervo es decir en francés “un corbeau” (1). Si nos olvidamos de la ortografía un momento y escuchamos la fonética de este nombre (pronunciar “un korbo”) encontraremos un significado escondido “le corps beau” (pronunciar “le kor bo”), lo que traduciremos por “el cuerpo bonito”.

Es claro, tenemos una pista…

El octavo día

Para aclarar esta idea que, necesariamente, no podría ser tan trivial, citaremos un pasaje de la Biblia del Levítico 15:

«La mujer que tiene flujo, el flujo de sangre de su cuerpo, permanecerá en su impureza por espacio de siete días. Y quien la toque será impuro hasta la tarde. Todo aquello sobre lo que se acueste durante su impureza quedará impuro; y todo aquello sobre lo que se siente quedará impuro. Quien toque su lecho lavará los vestidos, se bañará en agua y permanecerá impuro hasta la tarde. Quien toque un mueble cualquiera sobre el que ella se haya sentado lavará sus vestidos, se bañará en agua y será impuro hasta la tarde. (…). Al octavo día tomará para sí dos tórtolas o dos pichones y los presentará al sacerdote a la entrada de la Tienda del Encuentro. El sacerdote los ofrecerá uno como sacrificio por el pecado, el otro como holocausto; y hará expiación por ella ante Yahveh por la impureza de su flujo. Mantendréis alejados a los israelitas de sus impurezas para que no mueran a causa de ellas por contaminar mi Morada, la que está en medio de ellos.”

La biblia de Jerusalén, Levítico 15:19-31

Esta larga citación nos permite entender la importancia del aseo, de la purificación y de la regeneración para la mujer, tema íntimamente vinculado con la menstruación.

Podemos constatar en esta citación que el octavo día es el día de la purificación para la mujer menstruando después de 7 días de quedar “impura”. Como lo hemos señalado en el inicio del texto el número 17 se asocia por reducción teosófica al número 8 (17: 1 + 7 = 8), el día de la purificación por el agua (aseo) o por la sangre de los animales sacrificados.

La menstruación o el síndrome premenstrual no se vinculan con las supuestas “suciedades” o “impurezas” sino con la magia femenina; una magia algo incontrolable que podría generar problemas severos debido a su gran poder. En este sentido se desaconseja, en la práctica chamánica tradicional, que las mujeres, en su periodo menstrual, curen, corten cabello, hagan cirugía porque podrían ocurrir desgracias.

La matanza de los inocentes, otros acercamientos alquímicos

La visión de Nicolás Flamel

Nicolás Flamel visitando el relato bíblico
Figura 7: Un rey presidiendo una masacre de infantes; los soldados vierten la sangre de los niños en una tina hirviendo; probablemente representando la etapa de “putrefacción” en el proceso alquímico, siglo XVII. Nicolás Flamel, (1418), Wellcome Collection, https://wellcomecollection.org/works/zyhe7c8q/items

Bajo este registro, introduciremos este tema bíblico, pero con la visión alquímica de Nicolás Flamel, famoso alquimista francés del siglo XV.

Nicolás Flamel utilizó el episodio del nuevo testamento de la matanza de los inocentes para ilustrar, de una forma criptica, una operación de la gran obra alquímica (fig. 7).

Las explicaciones de Fulcanelli

Fulcanelli, alquimista del siglo XX, llama esta misma operación “el baño de los astros” denominación directamente relacionada con el tema de nuestro interés. A continuación, los comentarios de Fulcanelli sobre este tema (3):

“Todavía notamos, debajo de este porche, un pequeño bajorrelieve cuadrangular realmente curioso. Sintetiza y expresa la condensación del Espíritu Universal, el cual forma, inmediatamente materializado, el famoso Baño de las Estrellas donde el sol y la luna químicos deben bañarse, cambiar de naturaleza y rejuvenecer. Vemos a un niño que cae de un crisol, del tamaño de un cántaro, que sostiene un arcángel de pie, aureolado, con el ala extendida, y que parece herir al inocente. Todo el fondo de la composición está ocupado por un cielo nocturno y estrellado (lám. XXIX). Reconocemos en este tema la alegoría muy simplificada, querida por Nicolás Flamel, de la Matanza de los Inocentes, que pronto veremos en un vitral de la Sainte-Chapelle.”

El misterio de las Catedrales, VI (PARIS), Fulcanelli (3)

Posteriormente, Fulcanelli aportará más detalles:

“Sin entrar en el menú de la técnica operativa, lo que ningún autor se ha atrevido a hacer, diremos, sin embargo, que el Espíritu Universal, encarnado en los minerales bajo el nombre alquímico de Azufre, constituye el principio y el agente eficaz de todos los tintes metálicos. Pero sólo se puede obtener este Espíritu, esta sangre roja de los niños descomponiendo lo que la naturaleza había reunido primero en ellos. Es pues necesario que el cuerpo perezca, que sea crucificado y que muera si se le extrae el alma, vida metálica y Rocío celestial, que tenía encerrado. Y esta quintaesencia, transferida en un cuerpo puro, fijo, perfectamente digerido, dará a luz una nueva criatura, más resplandeciente que cualquiera de aquellas de las que procede.”

Notre Dame de Paris, Portal de la virgen, el Baño de las Estrellas, Condensación del Espíritu Universal, Tabla XXIX (3).

Otra vez la menstruación

En el ciclo de la mujer, aparece una putrefacción necesaria para el proceso posterior de purificación y de renacimiento o de forma más profana, de nacimiento futuro de una criatura. Este proceso de putrefacción-nacimiento es relacionado a un “baño” y a la “sangre”.

Podemos mediante este acercamiento esotérico entender el papel consagrado del baño de la mujer representado en el arcano XVII. Se trata de una purificación relacionado a la etapa de menstruación para la preparación de un nuevo ciclo fecundo, revitalizado y rejuvenecido.

En este símbolo, referimos no solamente en los aspectos corporales de la mujer, pero también a los aspectos sagrados que la relaciona al ritmo del universo y a los ciclos mágicos que le pertenecen.

“LE TOILLE” Y LA “TELARAÑA”, EL TEMA DEL IMÁN

Continuando nuestra trama de los pajaritos y su idioma esotérico, ingresaremos en la interpretación del término “toile” como “tela” y en estas circunstancias como telaraña.

¿Qué extraña asociación proponemos ahora, después de introducir el tema de la belleza femenina?

La araña tiene 8 patas y eso la relaciona al arcano XVII y a los significados del número 8:

  • El ocho representa a la mujer en el tarot,
  • El ocho es significador del trabajo continuo, sin inicio ni fin, que realiza la araña, incansable, al tejer su tela.

No obstante, existen otros motivos para relacionar la telaraña a nuestro tema; la araña ha sido tradicionalmente el símbolo del acecho femenino, en el chamanismo.

La araña es capaz de tejer una tela la cual tiene la propiedad de atraer y capturar todo tipo de criaturas voladoras, con el doble sentido de “volátiles” o de “incorpóreas”, parecidas a los vapores (significado original de espiritual).

Por analogía, la mujer es capaz de llamar y atrapar a los espíritus o almas de los niños y jalarlos mediante su útero hacia este plano de existencia mediante los procesos de fecundación, gestación y nacimiento.

La araña sería entonces el ser capaz de tejer un cuerpo para esta alma de tal forma que pueda llegar a este plano de existencia. En este sentido, la mujer estaría guiando esta alma mediante un hilo tal y como lo hizo Ariadna para Perseo en el laberinto del Minotauro (fig. 8).

Ariadna y su hilo

El mito de Perseo y Ariadna

Teseo en el labirinto del Minotauro
Figura 8: Niccolò Bambini (1651–1736), Ariadna y Teseo, https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bambini,_Niccolo_-_Ariadne_and_Theseus.jpg

El nombre Ariadna, en la mitología griega, proviene del griego Ariadne que significa “la más pura”. Con esta acepción, revisamos el tema visitado anteriormente con la “toilette” pero también queremos señalar el significado de “la divina”.

Ariadna era una princesa cretense, hija de Minos y Pasífae quien Ayudaría a Teseo a matar al Minotauro, una criatura mitad toro y mitad humana a la cual los atenienses tenían que pagar un tributo con la vida de sus jóvenes. Teseo entra en el laberinto, sin embargo, para poder salir sin perderse, utilizará el hilo de Ariadna con el cual podrá encontrar su camino de vuelta.

La Visión de Fulcanelli

Para profundizar estos conceptos, leamos el análisis de Fulcanelli a continuación el cual utiliza el lenguaje de los pájaros en base al griego antiguo en el contexto alquímico (3):

«Ariadna (Ariane en francés) es una forma de “airagne” (araña), por metátesis de la i. En español, ñ se pronuncia “gn”; arachne (“araignée”, “aragne”) puede por tanto leerse “arahné”, “arahni”, “arahgne”. ¿No es nuestra alma la araña que teje nuestro propio cuerpo? Pero esta palabra también reclama otras formaciones. El verbo aíro significa tomar, agarrar, acarrear, atraer; de ahí airen, lo que toma, agarra, atrae. Por lo tanto, airen es el imán, la virtud contenida en el cuerpo que los Sabios llaman su magnesia. Proseguimos. (…). Acerque todo esto al griego Síderos, hierro e imán. Esta palabra tiene dos significados. Eso no es todo. El verbo aryo expresa el nacimiento de un astro que sale del mar: de donde viene aryan, el astro que sale del mar, que se levanta; aryan, donde “ariane” es por lo tanto el Oriente, por permutación de las vocales. Además, aryo también tiene el significado de atraer; entonces aryan es también el imán. Si ahora juntamos Síderos, que dio el latín sidus, sideris, estrella, reconoceremos (…), el griego aryan, el sol naciente”.

El misterio de las Catedrales V, Fulcanelli (3)

En esta introducción enigmática, Fulcanelli relaciona los siguientes temas:

  • La araña y el nombre Ariadna,
  • El imán y el metal, los que se atraen. Sabemos que el hierro atrae y fija los gases (lo incorpóreo) durante la respiración con la formación de un complejo con la hemoglobina de la sangre (si otra vez la sangre),
  • El sol y los astros, tal vez los que se mueven mediante leyes de atracción (tema del imán),
  • El oriente, el lugar donde aparecen, donde nacen las estrellas y el Sol y por extensión el lugar de los nacimientos.

El imán y el acecho femenino

El papel de imán alquímico descrito por Fulcanelli es primordial en la medida que encadena una serie de acciones necesarias para dar vida. En particular, la mujer, como las estrellas, deben atraer; en su caso a un varón para poder ser fecundada; no es trivial en la simbología del arcano porque este proceso requiere tener un bello cuerpo, ser “atractiva” para lograr su alquimia cazadora.

Después deberá atraer a las almas de los futuros niños con la magia de su útero; su papel de imán es transcendental.

Estos dos aspectos del imán enfatizan los dos ámbitos de expresión de la mujer:

  • El ámbito mundano donde debe ser bonita para atraer a un varón y cumplir con la parte del nacimiento físico,
  • El ámbito mágico donde atrae a las almas de los nuevos nacidos, donde su poder provocará el miedo y será percibida, entonces, en forma de una araña.

La «maldición» de Aracne

El trabajo de la araña y de la mujer se asocia a lo divino, particularmente en el mito de Aracne, castigada y transformada en araña por la diosa Atenea, hija de Zeus, por haberse atrevido a competir con la diosa, en sus habilidades de tejedora (fig. 9).

Este relato mitológico puede ser leído como un castigo o como la divinización de la mujer que ya no requiere ser bonita en el mundo mágico.

Llamar al viento

En este último punto que ya habíamos adelantado en varios capítulos del texto, utilizaremos el recurso de la narración de Carlos Castaneda; estos extractos son completamente explícitos y permiten entender perfectamente a que nos referimos cuando hablamos del viento-espíritu y su relación mágica con la mujer (4):

“¿Qué sabe usted del viento, doña Soledad? -pregunté, y me senté con la mayor serenidad a los pies de la cama.

Únicamente lo que me enseñó el Nagual -dijo-. Cada una de nosotras, las mujeres, posee su dirección singular, un viento personal. Los hombres, no. Yo soy el viento del Norte; cuando sopla, soy diferente. El Nagual decía que un guerrero puede usar su viento particular para lo que mejor le plazca. Yo lo he empleado para embellecer mi cuerpo y renovarlo. ¡Mírame! Soy el viento del Norte. Siénteme entrar por la ventana.

Un fuerte viento se abrió paso por la ventana, estratégicamente situada cara al Norte. ¿Por qué cree usted que los hombres no poseen un viento? -pregunté. Tras pensarlo un momento, respondió que el Nagual nunca había mencionado la causa.”

La transformación de Doña Soledad, El segundo anillo de poder, Carlos Castaneda.

Más adelante, en el mismo libro, el relato se vuelve mucho más específico (4):

“No. El viento se mueve dentro del cuerpo de una mujer. El Nagual dice que se debe a que tenemos útero. Una vez dentro del útero, el viento no hace sino atraparte y decirte que hagas cosas. Cuanto más serena y relajada se encuentra la mujer, mejores son los resultados. Puede decirse que, de pronto, la mujer se encuentra haciendo cosas de cuya realización no tiene la menor idea.

Desde ese día el viento me llegó siempre. Habló en mi útero y me dijo todo lo que deseaba saber. El Nagual comprendió desde el comienzo que yo era el viento del Norte. Los otros vientos nunca me hablaron así, a pesar de que he aprendido a distinguirlos.”

La transformación de Doña Soledad, El segundo anillo de poder, Carlos Castaneda.

Esta versión de la afinidad de la mujer con los espíritus se puede abordar desde otro punto de vista, volviendo a citar Fulcanelli (3):

“Los cuerpos no tienen acción entre sí; solo el espíritu es activo y actuante.”

Notre Dame de Paris, Portal de la virgen, el Baño de las Estrellas, Condensación del Espíritu Universal, Tabla XXIX (3).

Este relato alquímico confirma el papel del viento-espíritu; es la parte activa de la naturaleza y de los entes como lo hemos abordados ampliamente en el artículo “Numerología y cartomancía, parte 2”.

RECUPEREMOS TANTITO EL HILO…

La riqueza de este arcano, bajo el contexto del lenguaje de los pájaros es tal que la sola delineación de sus dobles sentidos requirió un artículo completo. Su riqueza es embriagante y siempre me recuerda al pasaje de la Odisea de Homero donde Ulises afronta los cantos de las sirenas, atado al mástil (fig. 10).

Podemos en resumen y como epilogo enumerar los temas que hemos referido para establecer un poco de síntesis y anunciar los significados adivinatorios que tendremos que abordar en otro artículo:

TemasDescripción
Las estrellas fijasEl macrocosmo y su ciclo imperturbable, La necesidad y el karma, La capacidad de entender el funcionamiento del universo y de ciertas formas anticipar los acontecimientos por venir (astrología).
La mujer como microcosmoLa mujer, particularmente en su ciclo menstrual autónomo, está a la imagen del cosmos y está alineada con su ritmo. Si entiende su cuerpo, entenderá el universo.
El cuerpo de la mujerEl arcano resalta su belleza y su actuar como imán. Su atractivo no deja nadie indiferente lo que es parte de su acecho.
La menstruaciónLa sangre del sacrificio simbólicamente representada como “el agua preciosa o sagrada” se relaciona con el agua, la purificación. Es la sangre del sacrificio lo que mantiene el equilibro cósmico.
La “toilette” de la mujerLa mujer debe purificarse y aprender a utilizar su magia natural relacionada a su menstruación. Debe tomar conciencia que su belleza no es trivial es parte de su acecho y poder.
La mujer dualLa mujer es capaz de moverse en las dimensiones mundana y sagrada. Esta capacidad se relaciona con su capacidad de procrear nuevos entes “jalando” sus almas desde el mundo “espiritual” hasta nuestro plano.
La mujer arañaAriadna, la mujer que conoce los hilos de este mundo, escucha su vibración y se mueve sobre ellos sin quedar pegada.
Llamar al vientoSu habilidad con los espíritus le da una afinidad especial con el viento (de naturaleza volátil y por ende espiritual) lo que constituye un pilar de su magia.
Tabla 1: recapitulación de los temas abordados.

Llegamos al final de este enredado telar, es un tema que maduraba en mi desde tiempo atrás; me da gusto que pudo salir del labirinto.

Muchos saludos, cuídeseme mucho, feliz año nuevo…

Mi logo Él Yagüi y Yô

REFERENCIAS

  1. Le Tarot, mode d’emploi (2007), Alain Bocher, Edition Arbre d’or, Genève, https://www.arbredor.com/collections/divination/21-le-tarot-mode-d-emploi
  2. El chalchíhuitl en la literatura náhuatl (2015), Miguel León-Portilla, Arqueología Mexicana núm. 133, pp. 74-78, https://arqueologiamexicana.mx/mexico-antiguo/el-chalchihuitl-en-la-literatura-nahuatl
  3. Le mystère des Cathédrales et l’interprétation esotérique des symboles hermétiques du grand-oeuvre (1926), Fulcanelli, Jean Schemit Libraire, Paris, https://latam.casadellibro.com/libro-el-misterio-de-las-catedrales/9788497595148/888866.
  4. El segundo anillo de poder (1977), Carlos Castaneda, Booket, Grupo Planeta (2005), Argentina, https://latam.casadellibro.com/libro-el-segundo-anillo-de-poder/9788488242099/352227
  5. Les étoiles fixes et les constellations en astrologie (1991), Vivian E. Robson, Pardès, Puiseaux, France, https://www.amazon.com/ETOILES-FIXES-CONSTELLATIONS-ASTROLOGIE-French/dp/2867140897
Imagen destacada: Autor LYô (2023),

La mujer-yagüi araña atrapa el alma de su futuro bebe en su telaraña. El alma es volátil y por eso la dibuje con sus alas como en la tradición alquímica. La mujer, en el mundo mágico, ya no necesita de la belleza que utilizaba en el mundo cotidiano y debe ser representada “monstruando” (aspecto monstruoso con 3 pares de senos y garras) para entender el alcance de su dominio, un poder que ha provocado muchos miedos a lo largo de los siglos.

El tártaro griego, asociado al útero de Gea, la morada de las almas, tenía el cerbero como guardián, un perro monstruoso con afilados dientes. Extendiéndome tantito con la analogía, represente estos inquietantes colmillos en la vagina de la mujer-yagüi. ¡Espero que no me guardará rencor por esta ligereza!

0 0 votos
Article Rating
¡Suscriba!
Avíseme de
guest
0 Comments
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
0
¡Nos gustaría conocer sus opiniones, por favor comente!x